MÉTODO NIKOLA TESLA

Publicado por JOAN EGEA BARBER en

En esta época en la que un nuevo año comienza, son muchas las personas dispuestas a realizar una especie de análisis reflexivo personal, en el que no suele resultar muy difícil observar, que aquello que nos está pasando, que una y otra vez se repite en forma de situaciones problema y deseos no cumplidos, está marcando una determinada ruta en nuestras vidas. Resulta algo más complicado, caer en la cuenta, de que todo ello nos prepara para materializar lo que verdaderamente anhelamos.

Vivimos inmersos en un entrenamiento consistente en desarrollar esos planes de acciones y actuaciones, que con tanta claridad y entusiasmo vemos a principios de cada año con el propósito de satisfacer nuestros deseos. Perder esos quilos de más o aprender ese idioma que se nos resiste, suelen ser algunos ejemplos de objetivos, que al poco tiempo de iniciarlos los abandonamos, habiendo perdido todo entusiasmo y resignados a asumir nuestro deseo como un problema insalvable.

En cierta medida, todo deseo es equivalente a una situación-problema, por eso aún es un deseo para nosotros.

El propósito principal de este artículo es darte a conocer una aproximación del método que utilizaba Nikola Tesla, el cual consiste básicamente en recorrer un proceso de diferentes fases para conseguir la transformación de una emoción de vibración baja o negativa en un sentimiento positivo de vibración elevada, que se corresponde con el sentimiento de alivio que experimentamos al materializar nuestro deseo.

El proceso descrito en este método es, sin duda alguna, mucho más fácil de escribir sobre papel, que lograrlo en la práctica. Pero merece la pena intentarlo, pues las emociones negativas que ya nos han dolido lo suficiente, si somos capaces de enfrentarlas y transformarlas en sentimientos positivos, tienen la capacidad de transformar nuestras vidas.

Nikola Tesla fue un pensador sistémico, porque en los inventos y creaciones que imaginó, no se conformaba con mejorar la comodidad y bienestar de las personas, sino que siempre se mostró comprometido en las vidas de las personas y de la sociedad en general, más allá de los aspectos meramente económicos.

La separación entre lo social y lo tecnológico que tanto afecta hoy en día a nuestra civilización, fue un aspecto sobre el que Tesla reflexionó y trató de comprender señalando, hace ya más de 100 años, la necesidad de una aplicación más social y universal del progreso tecnológico, más allá de las ideologías políticas.

Nikola Tesla al igual que Isaac Newton, Michael Faraday o J. C. Maxwell, entre otros grandes pensadores, conocía los principios metafísicos y estaba convencido que estos estaban al alcance de cualquier persona, y que si ello no era así era por una cuestión educativa desde la infancia. Influido por estos principios utilizaba un método integrado por cinco fases que dio a conocer, y que a continuación, trataré de detallar en combinación con la herramienta de los decretos de autosugestión expuesta en mi libro Itinere+.

MÉTODO TESLA PARA LA RESOLUCIÓN DE SITUACIONES PROBLEMA O MANIFESTACIÓN DE DESEOS:

FASE 1 EMOCIÓN: RENDIRSE ANTE LA EMOCIÓN:

Durante esta primera fase la necesidad de encontrar una solución se vuelve tan grande, que emocionalmente nos afecta negativamente, hasta el punto de creer que ya no podemos más.

Tesla afirmaba al describir esta primera fase: “Me parece ver mi perdición ante mí, como un hombre conducido irresistiblemente al borde de una cascada, estoy indefenso y resignado”.

Para Tesla, solucionar esta situación emocional suponía algo más que un deseo, era una lucha, una cuestión de vida o muerte.

Durante esta fase afirmaba que llegaba a la conclusión de lo limitadas que eran sus capacidades humanas, y que dejaba aflorar sus emociones negativas que le perturbaban, sintiéndose totalmente desconcertado.

FASE 2 SENTIMIENTO:  ANTE LAS IMÁGENES DE INTERFERENCIA O RUIDO DE NUESTRA MENTE PONER LUZ Y SENTIMIENTO

La situación-problema nos ha dolido lo suficiente y sabemos que quedarnos estancados en la anterior fase, tanto a medio como a largo plazo, termina siendo peligroso.

Dispuestos a salir del estado de queja y negatividad emocional de la fase anterior, tomamos la firme decisión de no tolerar más la situación problema actual. El esfuerzo es complicado, ya que consiste en cerrar la luz de nuestra mente a las viejas imágenes que nos hacen percibir la situación como algo mucho más grave de lo que realmente es.

De lo que se trata ahora es de decretar la verdad objetiva sobre la situación. Con esta fase tratamos de reflexionar y analizar la situación, lo cual nos permite tomar un cierto distanciamiento del problema y percibirlo con mayor objetividad.

Decretamos y escribimos la verdad de la situación-problema, la cual no es tan grave como en la fase anterior nuestras emociones de negatividad nos hicieron describir. Ahora confio en que la solución está en mi mente (subconsciente), que ya ha encontrado la solución (o la está buscando) y que me va ofreciendo muestra de todo ello a modo de "chispazos intuitivos".

Nikola Tesla refiriéndose a esta fase afirmaba que después de días, semanas o meses de desesperada reflexión por fin conseguía saturar su cabeza con esta nueva verdad, excluyendo todo lo demás, y que cuando llegaba a este nivel de sentimiento o vibración sabía que se encontraba cerca de materializar el objetivo. Tesla hacía referencia al periodo de gestación en el cual llevaba a cabo, como podemos observar, un proceso de autosugestión similar al descrito en el libro Itinere+.

FASE 3 GESTACIÓN:  ESFUERZO INDIRECTO, DESAPEGADO Y PACIENTE

Para hacer consciente la solución, o la materialización del deseo que se encuentra inicialmente a nivel subconsciente (fase 2), se requiere de un tiempo o periodo de transición de meses e incluso años con la idea a nivel subconsciente.

Durante esta transición o gestación no me preocupo del cómo. Pienso en forma de objetivo general con poco nivel de concreción. Siguiendo a Tesla: “Pienso en el problema generalmente, sin centrarme específicamente en ningún punto, sin ningún enfoque deliberado”.

FASE 4 ENCARNACIÓN:  ESFUERZO DIRECTO, DELIBERADO, CREERSELO COMO SI YA FUESE UN DESEO CUMPLIDO

Elijo cuidadosamente los modelos, las posibles soluciones de la situación-problema, y gradualmente enfoco mi mente en un campo con un ancho de banda más estrecho.

Pienso en las características concretas y específicas que debería tener la situación-problema.

Cuando llegamos a sentir la vibración del sentimiento del deseo ya cumplido es maravilloso: “Entonces sé que ya lo he resuelto, ya lo he conseguido, lo obtendré y lo manifestaré”.

FASE 5 MEJORA CONTINUA:  GRATITUD ANTE LOS INDICADORES DE RESULTADO Y PERFECCIÓN

Superar el estado inicial de negatividad en el que Tesla afirmaba “Me parece ver mi perdición ante mí, como un hombre conducido irresistiblemente al borde de una cascada, estoy indefenso y resignado”, es un sentimiento de alivio muy gratificante.

Una vez establecida la forma general, continuamos perfeccionando el fruto o resultado a través de las valoraciones de los indicadores de resultados y por pequeños que sean los alivios, éxitos o logros conseguidos, en todo momento hemos de mostrar y sentir agradecimiento por ellos. El éxito engendra éxito.

Me centro, menos en valorar mis situaciones-problema y más en valorar mis pensamientos. Los modelos de Tesla, más que para experimentar fueron diseñados para demostrar al mundo las ideas que había creado en su mente.

Evidentemente, no todas sus ideas llegaron a materializarse, pero después de mucho tiempo hoy nadie pone en duda la enorme contribución que supuso y supone para el avance y progreso de nuestra civilización. Sin embargo, durante más de 100 años fue injustamente tratado y menospreciado, con las armas de la prensa sensacionalista incipiente de su época, así como del poder de los más eruditos y poderosos.

Espero que este articulo contribuya para conocer un poco más la persona de Nikola Tesla, visionario, polifacético, idealista, admirado y, también injustamente tratado durante tantos años, así como poner mi granito de arena en la difusión de importantes herramientas psicológicas como los decretos de autosugestión.

En mi libro Itinere+ se desarrollan otras herramientas prácticas como el panel visionario, las historias de vida, el balance competencial o el cuaderno planificador. Si te ha parecido interesante y deseas continuar recibiendo información sobre esta temática, puedes seguirme en este blog o en mis redes sociales.

 

Joan Egea Barber


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua